Hoteles históricos

Un exótico hotel en los árboles entre Urkiola y Gorbeia

22 julio, 2014
780-440
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

¿Quién no ha soñado en su infancia con tener una cabaña en los árboles? Este sueño se ha hecho realidad en Bizkaia. En Zeanuri, entre  los parques naturales de Urkiola y Gorbeia, muy cerca de Bilbao. Aquí se encuentra el hotel “Cabañas en los árboles” o “Zuhaitz-etxeak” en euskera. Un hotel en los árboles, en el que las habitaciones son coquetas cabañas de madera situadas en las copas de los árboles, a 17 metros de altura, para relajarse y desconectar. Un plan perfecto para un finde chic en pareja o con niños. Además para su tranquilidad, las familias con niños pequeños pueden alojarse a ras de suelo en unos coloristas carromatos cíngaros.

Desde su inauguración, “irse por las ramas” tiene un significado literal y positivo. El hotel “Cabañas en los árboles” cuenta con cuatro cabañas, ancladas en las copas de cuatro magníficos ejemplares centenarios. De ahí, que sean las más altas de Europa. Tres de ellas disponen de agua, electricidad y ducha. La cuarta se ambienta a la luz de las velas.  Tres son también las que tienen nombres de pájaros en euskera: “elaia”, “txantxangorria” y “hontza”. La cuarta se llama “Suite Oooh!”. Se extiende a lo largo de 39 metros cuadrados y es totalmente circular. Incluida la cama, la mesa y la terraza con vistas de 360 grados. La decoración de todas las cabañas cuida hasta el último detalle incluyendo butacas colgantes a modo de columpio. La capacidad es de dos a cuatro personas. Y la cena se sirve allí mismo para disfrutarla en su interior o en la terraza.

Butaca-columpio en el interior de una de las cabañas

Desayuno bucólico en las cabañas de los árboles

Después de despertar en un lugar tan idílico, el cuento con final feliz continúa. ¿Cómo? Con un desayuno que llega hasta la copa de los árboles en una cesta de fábula, al más puro estilo de caperucita roja, transportada por una polea. Afortunadamente, sin lobo. Aunque sí cabe la posibilidad de avistar algún corzo desde estas cabañas en los árboles.

Interior de la Suite Oooh!

Carromatos cíngaros bajos los árboles

Pero los creadores de este hotel en los árboles son soñadores con los pies en la tierra. Por eso, han diseñado unos preciosos carromatos de colores a ras de suelo, bajo el ala protectora de los árboles centenarios. Así las familias pueden disfrutar del  finde con los niños sin preocuparse. Cuentan con electricidad, aunque la ducha y los lavabos están en el edificio anexo.  Una forma de compartir el encanto de este rincón para quien quiera evitar las alturas y evocar la magia de las pitonisas cíngaras, que tantas veces hemos visto en las películas.

Interior de uno de los carromatos a ras de suelo

Rutas de senderismo por Urkiola y Gorbeia

La recepción del hotel “Cabañas en los árboles” se realiza en un baserri (caserío en euskera). Allí se dispone de wifi, ordenador, cafetería y sala de estar.  Otra de las sorpresas de este paradisíaco hotel es su SPA ecológico. Además, se ofrecen diferentes actividades como salidas en bicicleta y rutas de senderismo por Gorbeia y Urkiola. Ambos parques naturales son enclaves mágicos de gran belleza, íntimamente relacionados con la idiosincrasia y la mitología vasca, como contaba en el post dedicado a Urkiola.

Interior del spa ecológico

Cabe destacar que este hotel en los árboles se construyó gracias a la micro-financiación. Es decir, se lograron captar 350.000 euros procedentes de pequeños inversores que apostaron por este proyecto. Sus impulsores cuentan con un hotel de similares características en Girona y esperan ampliar la capacidad de “Zuhaitz-etxeak” en una segunda fase.

Plan de tranquilidad y naturaleza

Vista nocturna desde una de las cabañas

Como veis, no hace falta irse lejos para relajarse y disfrutar de un hotel exótico. Entre Urkiola y Gorbeia podéis encontrar un plan perfecto para disfrutar de un finde romántico en pareja o una experiencia familiar en plena naturaleza. Cena, SPA, senderismo y una magnífica terraza al abrigo de las ramas con impresionantes vistas. Además, toda esta zona además de estar declarado parque natural es un enclave mágico como os contaba en el post dedicado a Urkiola ¿Se puede pedir más?

Hotel Cabañas en los árboles | Zuhaitz-etxeak

Ainhoa Lizarraga

Periodista. Storyteller. Copywriter.
Coaching de escritura para crear libros o ebooks de ficción y no ficción.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

No hay comentarios

¿Quieres comentar algo?