Planes

Haro: rioja en estado puro

4 julio, 2014
Palacio de Tejada
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Haro es por denominación popular la capital del vino de Rioja. Ello sin olvidar que sus grandes vinos también se elaboran en otras zonas de la Rioja Alta. En Haro confluyen el embriagador aroma de las bodegas y viñedos, la monumentalidad de sus edificios y el sabor de su gastronomía. Pasear por la Herradura de Haro- su zona de bares y pintxos- es entroncar con la tradición y brindar con rioja para celebrar la vida con los sabores de la cocina tradicional . Un plan perfecto para disfrutar en pareja, con amigos o en familia que no estaría completo sin una visita a alguna de sus emblemáticas bodegas.

Historia y origen del nombre de Haro

El nombre de Haro procede del latín pharosuna transcripción del término griego que en castellano acabó derivando en la palabra faro. El motivo por el que se llama Haro se debe a que siglos atrás se instaló un faro para alumbrar la ribera del río Ebro. De este modo, se facilitaba el embarque y desembarque de las barcazas que navegaban por esta transitada vía de comunicación fluvial. Esta tradición iluminativa continuó siglos después, puesto que Haro fue una de las primeras ciudades en recibir suministro eléctrico.

Su origen vitivinícola reside en la calidad del suelo arcillo-calcáreo y un clima favorable. Los viticultores franceses llegaron a Haro huyendo de las plagas que asolaban sus viñedos. Aquí descubrieron y optimizaron una cultura enológica que perdura hasta la actualidad.

La Herradura con la iglesia de Santo Tomás al fondo.

La Herradura con la iglesia de Santo Tomás al fondo.

Ruta de pintxos

Para adentrarnos de lleno en el corazón jarrero, podemos partir de la Iglesia de Santo Tomás, un formidable edificio declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional que reúne varios estilos desde el gótico tardío hasta el renacentista, pasando por una imponente portada plateresca. A los pies de esta iglesia  se despliega otro templo pero en este caso dedicado a la consagración del dios Baco: la Herradura de Haro. Una fabulosa encrucijada de calles, tabernas, bares y restaurantes con exquisitas viandas y soberbios riojas  que despiertan la misma veneración que los santos de la ciudad.

La ruta de pintxos en la ciudad de Haro y sus posibles combinaciones son casi infinitas. Entre mis favoritos están la zapatilla de Los Berones que es una tostada de jamón a la plancha cocinada al momento; existe una versión con queso en el Mesón Jarrero, donde también cocinan unas exquisitas brochetas; las patatas bravas del Benigno; el pimiento relleno y la tripa de cordero de Los Caños; cualquier pintxo del Atamauri o los champiñones del Chamonix. Eso sí, por si acaso yo siempre pido pimiento dulce porque “la alegría”, como llaman en Haro al pimiento picante, puede acabar con cualquier paladar foráneo. Al pasear por la Herradura también encontramos rincones espectaculares como el palacio de Bendaña junto al bar El Remolino o el mismo edificio del bar Los Caños, que era la antigua cárcel de Haro. Asimismo, es más que recomendable sentarse a disfrutar de la cocina jarrera en cualquiera de los afamados restaurantes de Haro como el asador Terete o el Beethoven, que cuenta con tres establecimientos.

Homenaje al vino en los arcos de la plaza de La Paz.

Homenaje al vino en los arcos de la plaza de La Paz.

Bodegas y vinos

Un pecado imperdonable sería pasar por Haro y no visitar alguna de sus históricas bodegas: López de Heredia, Roda, Paternina,  Muga, CVNE,…Para ello es aconsejable realizar una reserva previa, sobre todo si es fin de semana. La mayoría de ellas están situadas en el Barrio de la Estación. Esta localización se debe a la proximidad de la estación de tren que facilitaba el transporte del vino.También merece especial atención la Estación Enológica de Haro donde se encuentra el Centro de Interpretación del vino de La Rioja.

Si queréis disfrutar de un finde chic, Haro es un plan con mucho encanto que conjuga la cultura vitivinícola y los placeres de la gastronomía, en un entorno acogedor. Incluso tenéis la posibilidad de alojaros en un antiguo convento de Los Agustinos sabiamente reconvertido en un hotel de cuatro estrellas. Quizá sus palacios y edificios históricos no están tan concentrados como en Úbeda pero bien merecen un recorrido detallado.

Enlaces de interés:

Bodegas de Haro: información y contacto

Fotografías: juantiagues,  https://www.flickr.com/photos/juantiagues/with/12247299765/

Ainhoa Lizarraga

Periodista.
Mentora de autores independientes.
Ayudo a profesionales online a escribir su primer libro para posicionarse como referentes en su sector.
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

2 Comments

  • Reply mercedes 28 abril, 2016 at 20:42

    Hola! La tripa de cordero se llama embuchado. Y la Alegría no es un pimiento picante llamado así por los Jarreros (oriundo de Haro) es una variedad riojana de pimientos y son picantes. El pimiento dulce es el pimiento del piquilo. Aclaraciones riojanas…

    Mil gracias por la informacion turística! Muy útil

    • Ainhoa Lizarraga
      Reply Ainhoa Lizarraga 1 mayo, 2016 at 19:47

      Hola Mercedes, gracias por las aclaraciones riojanas. A partir de ahora hablaremos con propiedad cuando vayamos por allí ;-) ¡Y mil gracias a ti por leer Finde Chic y compartir! Espero seguir viéndote por aquí.

    ¿Quieres comentar algo?